segwaytripvalencia
Valencia es una ciudad realmente completa. Un lugar para disfrutar de historia, arte, tradición, modernidad, playa, buen tiempo, ocio, cultura, jardines, naturaleza...
Si te preguntas qué puedes hacer durante tu visita a Valencia, te ayudamos proponiéndote algunas cosas imprescindibles, aquello que absolutamente debes hacer.
 

1. Probar la verdadera Paella Valenciana

Si llegas a Valencia con hambre, ¡enhorabuena! Estás en la cuna de la paella. Muchos restaurantes de la ciudad ofrecen este plato en sus menús, pero no olvides que la auténtica paella valenciana nunca llevará pescado ni marisco: sus ingredientes principales son verduras, pollo, conejo… ¡y arroz de la Albufera!

Y aunque la mejor paella es la que se cocina en familia, nosotros te recomendamos que vayas a un restaurante experto: La Valenciana, que también organiza talleres para aprender a cocinar paella en su Escuela de Arroces y Paellas.

2. Refrescarte en la playa o con una horchata fresca

Con la llegada del calor, en Valencia encontrarás la mejor solución para refrescarte: sus decenas de kilómetros de costa arenosa: las playas urbanas de Malva-rosa y Las Arenas, y las playas rodeadas de naturaleza en la zona de El Saler y La Devesa. Aguas de calidad premiadas con Bandera Azul y con todo tipo de comodidades.

Pero si no eres amante del viento, el agua y la arena, la solución perfecta será probar la bebida estrella en Valencia, su horchata (orxata), bebida no alcohólica, muy dulce y realmente refrescante, elaborada con chufa, agua y azúcar. ¡No te la pierdas!

3. Subir al Micalet

Contemplar la ciudad y dominarla desde lo alto. Ese es el sentimiento de quien asciende al Micalet, el campanario rey de la ciudad. Las vistas desde su terraza, a 51 m. de altura, son espectaculares, permitiendo reconocer el centro histórico, sus múltiples cúpulas de cerámica azul, los jardines del Turia, la Ciudad de las Ciencias, la playa o la sierra Calderona.

Todo ello sin olvidar que, además de mirador privilegiado, esta torre del siglo XV es símbolo de la ciudad y transmisor de sus sentimientos a través del sonido de sus históricas campanas.

4. Acercarse a la Albufera para enamorarse de su atardecer

En Valencia es fácil disfrutar de espectaculares amaneceres mirando hacia el mar Mediterráneo, pero ¿qué hay de los atardeceres sobre el agua? También es posible en Valencia, acudiendo al parque natural de la Albufera, a menos de 15 minutos en coche de la ciudad. Los últimos minutos de luz solar del día son una delicia para la vista en el embarcadero de l’Albufera. Romanticismo, naturaleza, color, silencio, quietud… ¿qué más se puede pedir?  

5. Disfrutar de la noche más animada a la luna de Valencia

Si eres amante de la noche, en Valencia podrás disfrutar “a la luna de Valencia”, en especial en dos de sus barrios más jóvenes y animados: por un lado, en el céntrico barrio del Carmen, con sus tortuosas calles y sus variados locales de tapas y pubs, a pocos pasos de la Catedral.

Por otro lado, Ruzafa, antes pueblo y ahora barrio anexionado a Valencia, es el barrio de moda, el más alternativo, internacional, y el preferido para ir de cena con los amigos.

6. Quedarse boquiabierto con la enorme arquitectura de la Ciudad de las Artes y las Ciencias

A nadie deja indiferente. Es una de las imágenes más reconocibles de Valencia y todo un símbolo de modernidad del arquitecto valenciano más renombrado, Santiago Calatrava. Arte, ciencias, ocio, naturaleza, tecnología, música… A todo ello está dedicado este gran complejo, compuesto por el Palau de les Arts, l’Hemisfèric, el Museo de las Ciencias, el Àgora y el parque Oceanogràfic.

Sin duda, el más claro contraste de modernidad frente al histórico y monumental centro de la ciudad.

7. Mercado Central

Esta maravilla del modernismo valenciano, llena del color de la cerámica y la luz natural de sus vidrieras y cúpulas, es un monumento vivo que podríamos considerar la catedral de los sentidos en Valencia.

El Mercado Central está lleno de vida, y en él vista, oído, olfato, gusto y tacto disfrutan al máximo. Calidad y buen precio para los mejores productos. Sin duda, un lugar imprescindible para quien viene por primera vez a Valencia.

8. Contemplar el Santo Cáliz de la Catedral

La Catedral de Valencia es también imprescindible, por su riqueza artística, que incluye cinco estilos diferentes, pero sobre todo por su reliquia más renombrada: una copa considerada desde hace siglos como el cáliz que utilizó Jesús en su última cena, conclusión a la que se puede llegar al sumar no sólo tradición y leyenda, sino también documentación y estudios arqueológicos recientes.

Este año 2016 es, además, especial para el Santo Cáliz, pues ha sido declarado Año Santo, pudiéndose ganar el Jubileo del Santo Cáliz.

9. Mirar hacia arriba en la Lonja de la Seda

La Lonja de la Seda nada tiene que ver con el pescado, sino con el comercio que tanta riqueza dio a la ciudad en el siglo XV. En aquel momento, Valencia pasó a formar parte de la famosa Ruta de la Seda, y este año 2016 Valencia se ha convertido en Ciudad de la Seda.

La visita a la Lonja, que es el único edificio Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en Valencia, invita, además, a alzar la vista: en su interior, por sus impresionantes columnas helicoidales que forman una especie de bosque de palmeras; y en su exterior por las múltiples gárgolas, que nos observan en actitud indecorosa y grotesca.

10. Pasear por el río en Segway

Uno de los grandes orgullos de Valencia es su jardín más amplio, largo y apreciado: el Jardín del Turia, antiguo lecho que ocupaba el río Turia y que, por este motivo, sigue conociéndose simplemente como “el río”. Casi 8 kilómetros de zona verde que invitan a ser paseados y descubiertos.

Y el mejor modo de disfrutar de este espacio tan singular es, sin duda, subidos en Segway, un vehículo eléctrico, ecológico y divertido, con el cual descubrir la variedad de paisajes del Jardín del Turia sin cansarse. Así pues… ¿te apetece una ruta guiada en Segway por el Río?

Etiquetas: Rutas turísticas, turismo, que hacer valencia, valencia, visitar valencia

logo segway tour 2016 10cm vertical